Sexo con Muñecas de silicona

Desde hace unos meses, el sexo con muñecas de silicona ha generado un intenso y muchas veces enconado debate sobre las sex dolls.

En Wodaabe Real dolls no queremos rehuir el debate sobre las muñecas sexuales realistas, y creemos que la dialéctica es buena y por ello expondremos los puntos de vista confrontados y mostraremos ,como no podía ser de otra manera, nuestro punto de vista al respecto del concepto sexo con muñecas.

Los detractores enarbolan, de forma legítima, muchas banderas en la defensa de sus argumentos que paso a detallar implementando algunos comentarios y opiniones encontradas en diferentes medios sobre la temática:

Opiniones que encontrarás

  • Las muñecas de silicona realistas degradan al ser humano en general, opinan que su uso implica una decadencia moral notable ya que conlleva a la deshumanización de las relaciones sociales. Extractos de comentarios en los medios “Tienen un lado perverso, indican, la resignación, en tanto no me siento capaz de alcanzar una relación por mi edad, físico, timidez … etc, busco un placebo que lo sustituya. Siempre será mejor luchar para superar esas limitaciones que resignarse y conformarse.(comentario usuario)”
  • Refuerza la cosificación de las mujeres y la violencia sexual ya que “La industria de muñecos sexuales le dice a sus clientes que pueden cumplir cualquier fantasía sin reparar en el objeto que estén usando. Este objeto, en la abrumadora mayoría de los casos, representa a una mujer. Así que la existencia de robots parlantes con personalidad de diseño, cuerpos cálidos y sensores de respuesta al tacto, si bien implica avances tecnológicos, paradójicamente justifica y perpetúa la violencia sexual en contra de la figura femenina.” ( extracto artículo en webletras libres“)

Hay mas pero creemos que los dos argumentos citados anteriormente constituyen  el núcleo central de las opiniones contrarias a la compra de muñecas de silicona realistas.

Los argumentos a favor, o para usar los mismos términos, los partidarios o simplemente, las o los “no contrarios” al sexo con muñecas o a este tipo de productos enarbolan su bandera con los siguientes argumentos:

  • Las muñecas de silicona son un juguete sexual mas que no hacen daño a nadie , equivalente a vibradores o torsos con penes “Ya hay troncos masculinos con pene sobre los que cabalgan las féminas y se dan gustazo. Un poco más, algo de tecnología y tienen un robot para sus antojos. Con programas variados, un día de una profesión, otro de otra, hablando como cualquier humano trabajador, cambiando el vestuario, pues puede que se lo pasen pipa ellas también.Y ellos, pues lo mismo, o ellas, o ellos, a quien le apetezca. El futuro viene como viene. Qué le vamos a hacer. (comentario usuario)
  • Este tipo de productos pueden evitar los problemas asociados a la prostitución como el tráfico de personas o de menores,”El siguiente paso será hacer lo mismo con robots… Viendo el lado positivo, quizás esto sea el fin de las mafias que trafican con personas.(comentario usuario)“o incluso para evitar violaciones. “Al menos mientras se lo monten con una muñeca no hacen daño a nadie, peores son los que para satisfacer sus deseos sexuales violan y matan(comentario usuario)”.

Hemos encontrado mas argumentos pero entendemos que estos constituyen la centralidad alrededor del cual se encuadran el resto de argumentos favorables o “no contrarios” a la compra de muñecas de silicona realistas o al sexo con muñecas.

Que opinamos ?

Desde Wodaabe Real Dolls entendemos que ambos sectores tienen parte de verdad si se observa desde el prisma de quien transmite la opinión,  pero debemos señalar que ambos bandos tienen un defecto , que consideramos fundamental, y es que solo observan las muñecas sexuales realistas o real dolls como “objetos sexuales” y por lo tanto atacan o defienden su uso o existencia desde ese prisma, desde este prisma el sexo con muñecas de silicona son términos conectados.

Quien escribe estas lineas y en representación del proyecto Wodaabe Real dolls , como equipo debemos señalar que hemos debatido ampliamente todas las cuestiones aquí planteadas, ya que el equipo que está detrás de esta web es humano y cada uno de nosotros y nosotras no tenemos la misma moralidad y queremos que nuestros principios esten en armonía con lo que hacemos. Por lo que desde un principio, quisimos cuidar la filosofía y los principios éticos que regirían nuestra ejecutoria.

En dicho proceso de debate, debiamos ser conscientes que este tipo de productos tienen una consideración muy diferente entre diferentes países y culturas ya que hay un abismo que separa la sexualidad  o las relaciones sociales de orientales y occidentales. Los japoneses ,por ejemplo, establecen complejas relaciones con las real dolls no solo sexuales, sino afectivas. Mientras que en EE.UU, donde el sexo con muñecas es una visión muy asentada, pues las muñecas de silicona realistas son llamadas Sex Dolls porque valen únicamente para tener sexo con ellas, en Japón se las conoce como Love Dolls.

Entre dos aguas, un punto intermedio

En cambio En Europa vivimos o tenemos las dos almas, entre un uso como love dolls y un uso como sex dolls,y por lo tanto tierra de nadie, conviven un uso puramente sexual con un uso de compañia, ya que el cambio demográfico y generacional, que implica que sólo en España, haya mas de 4 millones de personas viviendo solas, ha hecho que cada vez mas personas apuesten por una muñeca de compañía.

Profundizando mas en el “alma” Love doll, con su estándarte en Japón, y su consideración de “love dolls” poudimos constatar que los fabricantes de muñecas japonesas buscan que sus clientes respeten a las muñecas y tengan con ellas algo más que sexo. Por ello, empresas como Orient Industry no permiten el sexo con muñecas y no dejan que sus criaturas sean penetradas por la boca, y las fabrican con vaginas intercambiables y partes móviles para que cada una se ajuste cómodamente a su comprador.

sexo con muñecas de silicona

Todos habremos leído noticias de personas que se enamoran de seres artificiales , y dicho comportamiento se han asociado comúnmente con la decadencia moral de la nación nipona y con las dificultades de sus habitantes para relacionarse con otros, pero Agnés Giàrd, una antropóloga francesa  que vive allí y conoce muy bien el país, sostiene que la razón es otra.Según afirma la antropóloga la creación de muñecas a tamaño real con las cuales mantener una relación no es algo reciente, sino que se inscribe en la tradición religiosa e histórica de Japón.

Todo empezó en oriente

Por una parte, el pensamiento animista que caracteriza a las religiones sintoísta y budista mayoritarias en Japón hace que no sea difícil para sus practicantes entender que los objetos inanimados tienen alma.Y esta es una de las diferencias fundamentales entre Oriente y Occidente, según Hayashi Takurô, el responsable de comunicación de la empresa pionera en fabricar muñecas sexuales Orient Industry: “el problema de los franceses es que no quieren comprender. Les hemos explicado a nuestros interlocutores que no se trata solo de un uso sexual, y no nos han creído“.

Para un japonés, no es extraño pensar que un objeto tiene una vida interior, y más si ese objeto tiene la forma de una mujer bellísima. De hecho, como demuestra en su libro Agnès Giard, las muñecas sexuales ya aparecen en la narrativa japonesa del siglo XVII. Las novelas de Ihara Saikaku (1642-1693) son una buena muestra: en ellas, réplicas de mujeres aparecen para salvar o condenar a sus protagonistas.

sexo con muñecas de silicona

Así pues, tanto religiosa como literariamente, Japón tiene una larga tradición de muñecas sexuales, que aparecen en multitud de relatos, leyendas y novelas. Por todo ello, no deberíamos extrañarnos al leer historias acerca de hombres que quieren casarse con sus mujeres de silicona, que les hablan y que mantienen con ellas complejas relaciones interpersonales.

Los japoneses, en cierta medida, lo llevan en su ADN, y no es una cuestión de perversión o de incapacidad, sino de que los pueblos orientales poseen una visión más amplia de las cosas que les permite entender que pueden interactuar con algunos objetos que nosotros consideramos inanimados. Porque, como dice Giard en su ensayo, ¿por qué le hablamos a nuestro gato, periquito o iguana, y no lo hacemos a una muñeca de plástico?

Real Doll Mizuki 168 cm

2.399,00 IVA inc.

Wodaabe representa a la dulzura con la real doll Mizuki , 168 cm de pura atracción nipona

Ropa y accesorios no incluidos

Leer más

Soledad, Una tendencia al alza

Una vez asimilada esa visión de las muñecas de silicona como love dolls, nos pareció que efectivamente, iba a ser una visión cada vez mas frecuente en Europa, debido a los procesos demográficos antes mencionados, pero sabíamos que , en Wodaabe Real Dolls, iban a convivir las dos almas, ya que hay un gran sector del público, que efectivamente las ve y las verá como meramente un juguete sexual. En Wodaabe Real Dolls no censuramos dicha visión, creemos que son compatibles, no queremos dar preferencia a ningun uso,pero si queremos dar libertad a que convivan las dos almas; love dolls y sex dolls y por eso preferimos llamarlas real dolls, que para nosotros es un concepto que puede englobar los dos usos.

Pero pese a todo lo expuesto anteriormente , seguíamos viendo una carencia que no encajaba con nuestra la filosofía que queremos transmitir en Wodaabe Real dolls y era la falta de modelos masculinos y es que se trata de una industria dirigida por y para los hombres, donde conviven la tradición religiosa y/o cultural con el machismo de una sociedad que desplaza a las mujeres a posiciones de menor rango. Por ello decidimos corregirlo en nuestro comercio, apostando por la implementación de mas modelos masculino, con nuevos fabricantes en Estados Unidos con una producción abundante de muñecos masculinos que pronto estarán en nuestro catálogo de Real Dolls.

Como último elemento del proceso del debate sobre la filosofia de nuestro comercio, entendimos, que además de una función de compañía susceptible de ser “amado” o “amada” o un uso meramente sexual,  comentado hasta ahora , también entendimos que ademas del hecho de practicar sexo con muñecas, nuestras real dolls podían ejercer una función terapeuta para aquellas personas con dificultades de sociabilización o con patologías sociales , para las que establecer relaciones sociales es un “infierno” y muchas veces el contacto con otra persona es un muro infranqueable.

Para estas personas las muñecas de silicona realistas han supuesto y pueden suponer una importante ayuda a superar su sempiterno y compartido por muchos miedo al rechazo , ya sea hombre o mujer incluso el mismo hecho de iniciarse en el sexo con muñecas.

Tenemos muchos ejemplos de como las real dolls o el mismo sexo con muñecas pueden servir de ayuda para muchas personas, a conllevar y superar su timidez, soledad o simplemente sus deseos de compañía, en la película Lars y una chica de verdad, podemos ver dicha situación o ejemplo ya que trata sobre un joven muy dulce y muy tímido ( Lars), que vive con su hermano (Schneider) y su cuñada (Mortimer), lleva, por fin, a casa a Bianca, la chica de sus sueños. Lo malo es que se trata de una muñeca que compró en Internet, aunque él la trata como si fuera una mujer real. Aconsejada por una doctora (Clarkson) y con la intención de ayudarlo, su familia decide seguirle la corriente.A continuación es dejamos el trailer de la película:

Conclusiones

Para acabar, y a modo de conclusión queremos señalar que el debate sobre el sexo con muñecas de silicona realistas nos acompañará por mucho tiempo hasta que “mute” hacia el debate sobre los robots con inteligencia artificial interactuando con seres humanos, debate que ya lleva años desarrollándose en las comunidades académicas y científicas.

Se trata y se tratará de un tema controvertido, pero como no podemos saber el ánimo o la ideología de los usuarios que compran nuestras real dolls, si podemos hacer lo que está en nuestra mano y es, una vez señalada nuestra filosofia sobre lo que entendemos que son nuestras real dolls y sus posibles usos, compañia, sexual y terapéutico, queremos señalar nuestra declaración de principios de uso de nuestras real dolls:

  1. Wodaabe Real Dolls desea que el uso de nuestras muñecas de silicona sirva de ayuda, no sirva para cosificar a las mujeres, para ello tenemos cuerpos de todos los tipos y confirmamos nuestro compromiso en incorporar muñecos hombres también con cuerpos variados y no “estandárizados”.
  2. No queremos que nuestras real dolls se usen para reforzar la violencia contra las mujeres, no son un saco de boxeo, igual que no lo son ellas.
  3. No queremos que sean un sucedáneo para “filias” que pueden derivar en actitudes delictivas como puede ser la pederastia, y por ello no publicamos cuerpos inferiores a 140 cm o con aspecto infantil.

No queremos convencer a nadie sino aportar información y nuestra visión. y es que como bien decía Jooseph Joubert (1754-1824) “El objeto de toda discusión no debe ser el triunfo, sino el progreso.”

Fuentes:

Una pequeña muestra de nuestro catálogo

Un comentario de “Sexo con Muñecas de silicona

  1. Alejandro Vega. dice:

    Excelente, ustedes verdaderamente comprenden prácticamente a la perfección mí punto.
    Sí bien es cierto que esté podría ser el inicio de una “nueva etapa”, en la cual podríamos dejar de preocuparnos por la soledad producto de una marcada “incomprensión emocional”; no dejó de pensar que aún hay ciertos aspectos que podrían nublar el juicio de las demás personas (producto de la ignorancia, y sobre todo un constante miedo al cambio).
    Sólo diré que ésto, es sólo la “punta del iceberg”, de seguir con ésto, teniendo la dirección correcta, se pueden hacer grandes cosas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *